Cómo erradicar enfermedades sobre el papel mientras se esconden bajo la alfombra.

Antes de la aparición de las vacunas, de los análisis serológicos y virológicos los diagnósticos de las enfermedades infecciosas se basaban exclusivamente en el cuadro clínico del paciente. Así cualquier cuadro pustular/vesicular era “viruela”, los cuadros eruptivos eran “sarampión”, las parálisis flácidas eran “polio”, etc.

Por eso cuando se mencionan las epidemias del pasado, en realidad cada epidemia metía enfermedades diversas con síntomas parecidos en un mismo saco y bajo un mismo nombre.

Mas tarde se postularon etiologías únicas para cada epidemia: variola para aquella “viruela”, paramixovirus para aquel “sarampión” y poliovirus para aquella “polio”. Obviamente no todas las enfermedades pustulares/vesiculares que se diagnosticaban como “viruela” eran causadas por variola (lo mismo es válido para el sarampión o la polio) porque no había forma de distinguir las etiologías. Quedaba abierta la via a redefiniciones más restrictivas de las enfermedades condicionadas a la presencia de estos supuestos patógenos, pero eso sí – y esto es lo importante – sin cambiarles el nombre.

Posteriormente aparecen las pruebas de laboratorio diseñados para “confirmar” los patógenos escogidos. Esto permite ignorar el grueso de las enfermedades que inicialmente formaban parte de cada epidemia. Comienza así la fase de “erradicación” que en realidad no es mas que una fase de redefinición sobre el papel que excluye a la mayoría de los enfermos.

Los criterios de confirmación cada vez más exigentes van excluyendo cada vez más y más enfermedades y enfermos de la definición original, hasta que ya solo se deja dentro la etiología que interesa, en concreto, aquella que ofrezca una reducción mayor en la incidencia aparente.

Mientras se festeja y se reparten las medallas, las enfermedades que entraban en la definición original de la epidemia persisten sistemáticamente ignoradas en favor de la “etiología verdadera” de la nueva definición. Las víctimas sufren igual que antes, pero ahora quedan excluidas de las estadísticas  porque su enfermedad ya no cuenta en la epidemia. Solucionarlas o prevenirlas ya no le intersa a nadie, solo interesa que sigan escondidas bajo la alfombra para proclamar el “éxito” de las vacunas.

Por último traigo las directivas de la OMS que recogen la estrategia. Se recomienda sin tapujos que el paso de un diagnóstico clinico a otro que exija confirmación adicional en el laboratorio se dé en plena “fase de eliminación”, es decir, haciendo coincidir en el tiempo el cambiazo diagnóstico y la campaña de vacunación:

http://www.who.int/immunization_monitoring/diseases/measles_surveillance/en/index.html

“…Countries are advised to use the clinical classification scheme until their programmes meet the following two criteria:

* low level of measles incidence;
* access to a proficient measles laboratory

The laboratory classification scheme should be used by countries in the low incidence or elimination phase…”

Así se consigue que las campañas parezcan un éxito, funcione la vacuna o no, pues de antemano aseguramos un descenso significativo de la incidencia por el simple cambio de definición.

Estrategia para embarazadas seropositivas

Los protocolos hospitalarios exigen administrar antirretrovirales a sus recién nacidos durante las primeras 4 o 6 semanas de vida, y en caso de negativa materna la medicación será  forzosa dizque para “prevenir” el contagio del VIH de madre a hijo. Sin embargo basta con leer las licencias para la venta en la UE de dichos medicamentos para ver que no están aprobados para este fin.

El uso no aprobado de medicación por parte de  estos hospitales se conoca como “off label” (fuera de prospecto), una práctica peligrosa por su calidad experimental y que puede ser ilegal si se fuerza sobre un paciente que ha retirado expresamente su consentimiento. Voy a explicar como defenderse contra estas coacciones y estos abusos de poder por parte del “bajo clero” médico (mucho dogma y poca “teología”).

Voy a poner como ejemplo la Nevirapina (Viramune) que forma parte del cóctel administrado a estos neonatos. La autorización de la UE para la venta de este medicamento reza así:

http://www.ema.europa.eu/docs/en_GB/document_library/EPAR_-_Scientific_Discussion/human/000183/WC500051478.pdf

The approved indication for Viramune 200 mg tablets and 50 mg/5 ml oral suspension is:

“Nevirapine is indicated as part of combination therapy for the antiviral treatment of HIV-1 infected patients with advanced or progressive immunodeficiency”.

Traducido: El uso aprobado de Nevirapina bla…bla… es: “Está indicada como componente de terapia combinada para el tratamiento antiviral de pacientes infectados por VIH-1 con inmunodeficiencia avanzada o progresiva”.

Por tanto su uso como tratamiento “preventivo” de la transmisión madre a hijo está fuera de prospecto (off label), pudiendo ser calificado de experimental. Los tratados de Nuremberg prohiben la participación forzosa en experimentos médicos, lo que convertiría en ilegal el tratamiento del bebé con Nevirapina para el fin aludido haciendo caso omiso del rechazo expreso de la madre.

Y ahora por fin, la estrategia:

Una madre seropositiva sin más alternativas que dar a luz en el hospital donde se intentará medicar por al fuerza a su bebé, debería exigir con tacto, diplomacia y tiempo que en su plan de parto figure por escrito la medicación concreta que se le va a administrar y con qué fin. Una vez se obtenga se pondrá el documento en poder de un abogado junto con las autorizaciones de la UE correspondientes a la medicación.

En el momento del parto, ante la negativa de la madre a medicar al bebé los médicos llamarán a un juez por teléfono para obtener la custodia temporal del pequeño. Para evitar el mal desenlace el abogado debería estar presente en el parto para explicarle al juez la ilegalidad de imponer un tratamiento experimental no consentido con dicha la medicación.

La erradicacion por decreto de la viruela en 1971

Ya vimos como en el caso de la polio la vacuna se introdujo acompañada de un criterio diagnóstico mas restrictivo que por si mismo justificaba la bajada de incidencia. Me he estado planteando si este truco del cambiazo diagnóstico no estuviese mas extendido y fuese también la causa del descenso o erradicación aparente de otras enfermedades.

Pues bien, rebuscando en los archivos de la OMS he encontrado el documento clave que explica cómo se creó la falsa impresión de que la viruela fue borrada de la faz de la tierra.

La clave: el diagnóstico de la viruela sufrió tantos cambios restrictivos que prácticamente se impsibilitó el diagnóstico. Todo lo que anteriormente se diagnosticaba como viruela, a partir de 1971 solo era ya clasificable como “enfermedad pustulante” o varicela, y así, como por arte de birlibirloque la antigua viruela “desapareció”.

Tan lejos se fue con el cambiazo que incluso los diagnósticos serológicos de confirmación se declararon inservibles, introduciendo la exigencia de controles múltiples de una muestra por parte de distintos laboratorios y decantándose siempre por aquel que diese un resultado negativo. Más burdo no puede ser.

Veamos por fin el documento original…

http://whqlibdoc.who.int/smallpox/SE_WP_72.17.pdf

SURVEILLANCE IN SMALLPOX ERRADICATION

Smallpox cases recorded in 1971

1. The State recorded 108 cases of ‘smallpox’ in 1971. … Further, these 108 cases were distributed in the 10 districts of the State which would suggest that endemic foci areas would be covering, wide areas of the State.

2. On the other hand, the statistical review of available records on such cases revealed that 100 percent of the cases had been successfully vaccinated against smallpox infection.

[ ¿Cómo que “exitosamente” si los casos parecen tener síntomas de viruela? ]

3. Seventy percent of cases occurred in the age groups of 15 years and above.

4. Out of the 108 cases of ‘smallpox’, 20 deaths were recorded. Of these, 17 occurred in the age group of 40 years and above.

These observations indicated that such epidemiological findings were quite unusual, if they were actually smallpox cases, as previously mentioned.

[ Ciertamente “inusual” pues en contra de lo esperado individuos vacunados presentaban cuadro de viruela con un 20% de mortandad ]

Field visits and observation of the above cases revealed that all the above cases had history of contact with chickenpox patients in the same household, hospital or school. An important fact was that the source of infection was traced back to typical chickenpox outbreaks. This is contrary to what is expected in smallpox endemic areas.

[ La varicela siempre se dio en áreas de viruela endémica sin que los contactos fuesen criterio de exclusión diagnóstica, ¿por qué ahora sí lo son?  ]

In addition to this epidemiological field finding, discussions with project staff at District and Primary Health Centre level revealed that the surviving cases presented a clinical picture typical of chickenpox.

[ Precisamente los médicos registraron esos 108 casos de supuesta “varicela” como viruela  porque los síntomas son clínicamente indistinguibles]

The above findings strongly indicated that the cases recorded in 1971 in the State were NOT smallpox but chickenpox or other vesicular disease, if any.

[ Erradicación por negación!  Sin embargo a falta de confirmación por laboratorio la duda persiste. ]

It is to be noted that at the time, many cases had been confirmed by laboratory testings.

[ esto ya es el colmo, ahora ya se niegan hasta las serologías de viruela positivas! ]


Deaths occurring in complications as viral pneumonia mostly in vaccinated adults in chickenpox cases are liable to be mistaken as due to smallpox.

[ Quizás la viruela nunca haya existido como tal y siempre ha sido varicela o “enfermedad pustulante” mal diagnosticada ]


A positive laboratory confirmation cannot alone be relied upon as a conclusive evidence of smallpox infection…

[ Están convirtiendo la viruela en una enfermedad imposible de diagnsoticar! ]

…as the laboratory finding may not always be relied upon unless confirmed by cross testing of the same specimen in other laboratories

[ Ahora imponen condiciones impracticables para dificultar al máximo el diagnóstico ]

…In the particular instance regarding erroneous laboratory reporting this has been amply proved by cross testing in a Madras laboratory of the same specimens, declared as negative for smallpox virus in CAN, and also corroborated by other international laboratories where the tests were arranged at WHO level.

[ Se repite la serología tantas veces como sea necesario hasta que dé negativa … el diagnóstico se imposibilita por diseño ]

On the above findings, it was concluded that smallpox transmission has been virtually interrupted in the State from as early as 1968.

[ Erradicación por decreto! ]

¿Ven lo fácil que es “erradicar” una enfermedad? basta con que unos funcionarios declaren los criterios diagnósticos anteriores como eróneos e impongan unos nuevos prácticamente imposibles de cumplir… No tiene precio!

Blog “La Ciencia y sus Demonios” incurre en lo mismo que intenta criticar.

En el hilo Imágenes, imágenes y más imágenes del virus VIH que provoca el SIDA los oficialistas no solo cometen graves errores de juicio achacables a la ignorancia y/o a la desidia en la búsqueda de datos, sino que los deforman cuando se les presentan.

Un forero “disidente” presenta una lluvia de evidencias en forma de descargos (disclaimers) con que los fabricantes de pruebas de “detección” del VIH (ELISA, Western Blot, PCR…) se distancian de su capacidad para diagnosticar infección. Un tal Cnidus, oficialista, responde con lo siguente:

En el test Elisa se lee: “El test ELISA por si solo no puede ser usado para diagnosticar el sida. Hasta el momento no hay normativa reconocida que establezca la presencia o ausencia de anticuerpos VIH-1 en sangre humana”

Cnidus :
¿Por sí solo? Bueno, es que es bueno que varias técnicas se complementen entre sí.

En el Test Western Blot se lee: “No usar este test como única base para diagnosticar infección de VIH.”

Cnidus :
¿No usar como base única? Bueno, es que es bueno que varias técnicas se complementen entre sí.

Señor Cnidus, ¿podría explicar ud. cómo una serie de pruebas carentes de patrón fijo de referencia se pueden llegar a complementar en su precisión?

Examinando los paneles de pruebas CE (pruebas para la aprobación de la venta en la UE, pags. 60062 – 60065) se puede comprobar que ninguna de esas técnicas ha sido ajustada tomando como referencia el aislamiento del ente que pretenden detectar (el virus VIH).

En dichos paneles, los referentes para validar las pruebas son:

– Referentes “negativos”:  personas consideradas de “bajo riesgo”, como embarazadas y donantes de sangre.  Si uno de ellos da positivo se considera “falso positivo” e influye en la especificidad de la prueba.

– Referentes “positivos”:  pacientes diagnosticados clínicamente con SIDA, a pesar de que no hay definición clínica sin una prueba del VIH. Si uno de estos pacientes da negativo se considera “falso negativo” e influye en la sensibilidad de la prueba.

Por tanto, todas las pruebas para “detectar el VIH” usan referencias “flotantes”, sin verificación de la presencia real de la partícula que pretenden detectar. La presencia o ausencia real del VIH en los individuos usados como referentes se asume como un axioma.

Se da la contradicción de que si una embarazada diese positivo durante la validación del panel se la consideraría un “falso positivo” (no infectada), mientras que si la misma embarazada da positivo en una clínica se la considera “infectada”. Absurdo de solemnidad.

¿Se pueden llegar a complementar pruebas de referencia flotante? Como mucho se podrá conseguir un grado de coherencia en los resultados variando arbitrariamente los umbrales del ELISA y PCR y la interpretación del Western Blot, las diluciones etc. hasta que coincidan mutuamente (que tampoco lo hacen).

Lo que nunca se podrá conseguir por estos medios es que la pruebas tengan precisión, ni aisladamente ni en uso “complementario”, puesto que la verificación última (el aislamiento del ente que se pretende detectar) nunca formó parte del proceso de ajuste. El grado de coherencia en los resutaldos no indica nada sobre cuán alejados están en conjunto de la realidad.

El hecho de que dichas pruebas reaccionen con mas de 60 enfermedades y condiciones documentadas en PUBMED es un aviso de que o bien se está cometiendo un error de proporciones catastróficas o bien un fraude monumental.