Polio: ¿erradicación o prestidigitación?

Hoy explico el “milagro” de como la vacuna contra la polio redujo la incidencia de la enfermedad.

Versión corta:

El truco: No se redujo la polio, simplemente se fue restringiendo la definición de la enfermedad.

Antes de la vacuna – hasta 1954 – se diagnosticaba como “polio” toda Parálisis Flácida, definición que engloba mas de 11 enfermedades diferentes.

En los 60 ya solo se diagnostica “polio” si la Parálisis Flácida va acompañada de una serología positiva al poliovirus.

Hoy en día las enfermedades que abaraca la Parálisis Flácida van en constante aumento.  Según la definición previa a 1954 estaríamos ante una epidemia de “polio”. Y a la inversa, si la definición moderna se aplicase a los casos previos a 1954 no hubiese existido ninguna epidemia de polio en aquella écpoca.

Versión larga:

Een 1954 los casos de polio se contabilizaban con la siguiente definición de la OMS:

“…Signs and symptoms of nonparalytic poliomyelitis with the addition of partial or complete paralysis of one or more muscle groups, detected on two examinations at least 24 hours apart.”[1, p. 88]

Choca que se llamase “polio” incluso a cosas que no eran parálisis. Debido a lo amplio de esta definición las incidencia era del orden de 40 por 100.000

Avanzamos un año… ¿cómo se contabilizaban los casos de polio en 1955? Pues se cambia la definicón para ajustarla a los criterios del ensayo clínico de la vacuna Salk:

“In 1955 the criteria were changed toconform more closely to the definition used in the 1954 field trials: residual paralysis was determined 10 to 20 days after onset of illness and again 50 to 70 days after onset.”[1, p. 88]

A partir de 1955 ya solo son polio los casos de parálisis.

Así, mediante el expeditivo método de cambiar la definición, la incidencia de “polio” ya estaba destinada a desplomarse independientemente de la vacuna, como entonces se reconoció:

“Thus, simply by changes in diagnostic criteria, the number of paralytic cases was predetermined to decrease in 1955-1957, whether or not any vaccine was used.” [1, p. 88]

Cuando la vacuna Salk empieza a aplicarse se observa que gente vacunada seguía enfermando de “polio”. Los médicos empezaron a buscar causas alternativas. Se encontraron: enterovirus y otras muchas causas de parálisis que antes se metían en el amplio saco de “polio” pero que en realidad eran de Parálisis Flácida en general:

Parálisis Flácida

. Síndrome de Guillain-Barré, un trastorno autoinmunitario.

. Poliovirus

. Enterovirus

. Botulismo: intoxicación alimentaria bacteriana

. Toxinas: incluyendo, metales pesados y organofosforados

. Miastenia: enfermedad autoinmune

. Mielitis inflamación de la médula espinal

. Miositis: inflamación por lesión, infección o un trastorno autoinmunitario.

. Neuritis traumática.

Hasta entonces todo este pupurri era “polio”! así de hinchadas estaban las cifras de la enfermedad!

Por ejemplo, Guillain-Barré es tan similar a la polio que se la llama “polio francesa”. La confusión en el diagnóstico no era nada rara. Este estudio demuestra que la “polio” del presidente Franklin D. Roosevelt era con toda probabilidad un caso de Guillen-Barre:

2003 – PUBMED: What was the cause of Franklin Delano Roosevelt’s paralytic illness?

Paul Meyer reconoció el problema de los falsos diagnósticos durante los juicios de Francis:

“…we can’t look over every case where there’s some kind of paralysis. So physicians reported the cases they thought were polio according to the protocol, and we accepted those cases. Now about half those cases were probably not polio at all…” [2]

Comparemos la definición de caso de polio antigua (pre 1954) con la definición actual:

“..Paralytic poliomyelitis may be clinically suspected in individuals experiencing acute onset of flaccid paralysis that cannot be attributed to another apparent cause. A laboratory diagnosis is usually made based on recovery of pliovirus from a stool sample or a swab…” [2]

vemos que se trata de una definción muy restrictiva (no es posible sin serología) y negativa, pues solo se contempla la serología cuando todas las demás causas conocidas de Parálisis Flácida han sido descartadas.

Nos queda así la “polio” moderna reducida a una Parálisis Flácida de causa desconocida, que si por casualidad va acompañada de un poliovirus se le atribuye la causación.

Es difícil concebir un diagnóstico más arbitrario, ya que la inmensa mayoría de los portadores de poliovirus no desarrollan ningún síntoma. Esta inocuidad unida a la bajísima prevalencia pone en duda el valor del poliovirus como agente patológico y en todo caso apunta a la existencia de cofactores, incluso causas alternativas,  que nadie parece haber considerado.

Por último veamos el cuento chino que nos cuenta la historia vacunera de la polio:

“…in seven years the Salk vaccine reduced the incidence of polio in the United States by more than 96 percent, from 38,476 reported cases in 1954 to 1,312 in 1961.” [3]

Estas estadísticas vimos que son falsas. La “polio” de 1954 incluye todas las Parálisis Flácidas en general. Si bien algunos casos eran polio, muchos otros no. Con el cambio en el diagnóstico en 1955 que redujo más las cifras y la implantación de serologías que pusieron de manifiesto otras causas ajenas a poliovirus, las cifras de “polio” no paraban de bajar y bajar.

Nunca se corrijeron las estadísticas antiuas porque no se conocían las verdaderas proporciones en la definicón “atrapatodo” anterior a 1955.

Por eso cuando la gente dice: “la vacuna de la polio nos salvó de epidemias masivas de parálisis” solo están están manifestando un alto grado de adoctrinamiento y desinformación.

Referencias:

[1] The Present Status of Polio Vaccines (a panel discussion), Illinois Medical Journal, August, 1960

[2] A Conversation with Paul Meier, Harry M. Marks. Clinical Trials 2004, 1, 131.

http://www.hopkinsmedicine.org/histmed/people/faculty/papers/meier.pdf

[3] The Making of the Polio Vaccine, Douglas Hand, Invention and Technology Magazine, Summer 1985, Volume I, Issue 1.

http://www.americanheritage.com/articles/magazine/it/1985/1/1985_1_54.shtml

21 pensamientos en “Polio: ¿erradicación o prestidigitación?

  1. Pingback: Anónimo

    • Bien, pues le explico la prestidigitación de la OMS.

      Los datos de ese documento son globales. El mayor peso lo soportan India y Paquistán, de modo que la aparente “reducción” en el número de casos proviene de allí. La India ya ha sido declarada “libre de polio” tras una agresiva campaña de vacunación.

      Paradójicamente, el número de casos de Parálisis Fláccida en la India aumentó fuertemente respecto a las cifras anteriores a la campaña de vacunación. Los propios médicos de la India ya han denunciado este hecho sorprendente:

      Polio programme: let us declare victory and move on.

      Indian Journal of Med ical Ethics. 2012 Apr-Jun;9(2):114-7.

      “…while India has been polio-free for a year, there has been a huge increase in non-polio acute flaccid paralysis (NPAFP). In 2011, there were an extra 47,500 new cases of NPAFP. Clinically indistinguishable from polio paralysis but twice as deadl…”

      Traducción. “…aunque la India ha sido declarada libre de polio desde hace un año, se ha dado un gran aumento de parlisis fláccidas. En el 2011 se dieron 47.500 nuevos casos de parálisis fláccida, clínicamente indistinguible de la polio pero el doble de mortal…”

      Curioso que el “triunfo” sobre la polio haya redundado en un aumento espectacular de las Parálisis Fláccidas y que estas ya no se clasifiquen como polio, verdad?

      Pero no es ninguna casualidad, es consecuencia previsible de las directrices de la OMS que instan a usar diagnósticos de polio distintos antes y después de la vacunación.

      Veamos las maquiavélicas recomendaciones de esta institución:

      WHO-recomended standards for surveillance of selected vaccine-preventable diseases

      Página 32:

      Poliomyelitis …Countries should use the clinical classification until their surveillance performance meets the following three criteria:

      – A non-polio AFP rate of at least 1/100,000 children under 15 years of age,

      – two adequate speciments collected from at least 60% of detected AFP cases

      – All specimens processed in a WHO-accredited laboratory

      AFP = Parálisis Fláccida.

      Las directrices de la OMS equivalen a lo siguiente:

      1. Antes de una campaña vacunal la OMS impone una definición puramente clínca de polio que engloba a todas las Parálisis Fláccidas, indistinguibles clinicamente de la “polio”. Con las cifras exageradas de esta manera se alarmar a los gobiernos y se vender a la población la “necesidad” de vacunar a gran escala ($$$).

      2. Entrada la campaña vacunal, la OMS da el cambiazo a una definición más restrictiva confirmada en laboratorio. Ahora una Parális Fláccida ya no será “polio” por defecto, sino que se necesita también una serología positiva al poliovirus.

      Evidentemente, la reducción de casos al pasar de la definición (1) a la (2) es consecuencia de un simple cambio administrativo, no de una actuación médica exitosa. La reducción se daría siempre tanto si se vacuna como si se dan a beber Aguas de Lourdes.

      Es oportuno subrayar que esos 47.500 nuevos casos de Parálisis Fláccida en la India supuestamente “libre de polio” seguirían siendo “polio” si en mitad de la campaña no se hubiese cambiado definición. El cambio a un diagnóstico confirmado en laboratorio hace que esos casos 47.500 “ya no sean polio” y desaparezcan bajo la alfombra de un plumazo! Así de radical es el efecto del cambiazo en la definición. ¿Un milagro médico? es evidente que no.

      Tristemente, a pesar de estos malabarismos el número de enfermos sigue aumentando y sufriendo la misma enfermedad que antes se llamaba “polio” y ahora ya no. Como ya no se les considera “infecciosos” la OMS no les prestará la menor atención. El mago de las vacunas ha “triunfado” de nuevo, engañado al públco a golpe de prestidigitación. Y los enfermos? que se jodan! como dice la castuza Andrea Fabra del PP.

      Resumiendo: La India y su “polio” es un ejemplo perfecto de como erradicar una enfermedad sobre el papel mientras se extiende entre la población.

  2. Aún suponiendo que el 100% de los 50000 casos de parálisis fláccida fueran causados por la polio, eso aún supone un descenso tremendo desde los 200000 casos anuales que había antes del inicio del programa de erradicación. ¿Cómo explica esto?

    Además, el aumento en el número de casos reportados de parálisis tiene una explicación bastante sencilla: el aumento en la vigilancia de este problema, precisamente por los esfuerzos para la erradicación de la polio. En este informe de Unicef:

    http://www.unicef.org/india/Polio_Booklet-final_(22-02-2012)V3.pdf

    Se puede ver como la “Flaccid Paralysis Surveillance Reporting Network” creció espectacularmente para poder responder a brotes de polio.

    Por último, la India explica la mitad de la reducción de casos (de 400000 a casi 0). ¿Qué pasa con la otra mitad?

    • “..Aún suponiendo que el 100% de los 50000 casos de parálisis fláccida fueran causados por la polio…”

      Usted no se ha enterado de nada.

      Antes del programa de erradicación se diagnostica “polio” clinicamente, lo que implica que no se puede saber cuantas parálisis son “poliovirus” y cuantas no.

      Se pretende, precisamente, que la gente y los gobiernos asuman que el 100% son debidas a “poliovirus”, como hace usted.

      Esta sobreestimación es deliberada y en ella se basa el fraude.

      En la India, el fraude salió a la luz una vez introducida la confirmación por laboratorio al final de la campaña vacunal. Se vio claramente que el número de casos de “polio clínco” sin poliovirus resultó ser superior al de casos totales de “polio clínco” con o sin poliovirus antes de la vacunación.

    • …Se puede ver como la “Flaccid Paralysis Surveillance Reporting Network” creció espectacularmente para poder responder a brotes de polio….

      A ver si nos enteramos ya: “Flaccid Paralysis” es “todo polio” antes de las campañas de vacunación y “menos polio” después de las campañas de vacunación.

      Todo ello gracias a la “magia” de una oportuna restricción “a tiempo” de la definición.

    • Fuente primaria de sus datos que no sea un folleto, por favor.

      Precisamente en la página 14 del folleto que me trajo se reconoce un aumento de Parálisis Fláccida (AFP) desde poco mas de 21.000 en el 2004 a mas de 35.000 en el 2012.

      ¿Será otro “milagro” de la medicina “preventiva” moderna?

      Sinceramente, no sé de qué me está hablando usted.

  3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7309212
    Citado aquí en la editorial de Indian Pediatrics:
    http://www.indianpediatrics.net/sep2006/sep-765-768.htm
    Como ya le he dicho antes, el aumento de casos de AFP se explica más que de sobra por la campaña de vigilancia dentro del programa de erradicación de la polio. ¿O es de esperar que semejante red de detección no tenga ningún efecto?
    Y repito, aun asumiento que todos esos casos sean de polio, ¿como explicar el descenso desde los 200000 anuales desde los años 80?

    • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7309212
      Citado aquí en la editorial de Indian Pediatrics:
      http://www.indianpediatrics.net/sep2006/sep-765-768.htm

      Este informe mezcla indiscriminadamente los datos de polio y los de AFP, por tanto solo aporta confusión.

      El propio informe reconoce que a pesar de 10 años de vacunación rutinaria contra la polio no se apreció descenso alguno en la incidencia de la enfermedad:

      “…During 1979 to 1988, there was no decline in polio incidence in India — in spite of 10 years of ‘routine’ immunization using OPV…”

      Es obvio que la elevada incidencia de AFP en la India poco o nada tiene que ver con poliovirus.

      Incluso si lo tuviese, los datos indican que en el mejor caso la vacuna no es efectiva y en el peor la propia vacuna contribuye a aumentar la incidencia de AFP, como ya se ha demostrado en África:

      Falla vacuna contra Polio en Nigeria, y puede contagiar – El Universal – El Mundo

      “…La poliomielitis, la temible enfermedad paralizante erradicada en el primer mundo, se está propagando en Nigeria; las autoridades de la salud dicen que es causada por la misma vacuna

      En julio, la Organización Mundial de la Salud emitió una advertencia de que este virus propagado por la vacuna podría extenderse más allá del Africa. Hasta ahora, 124 niños nigerianos han quedado paralizados este año, más o menos el doble de los afectados en el 2008….”

    • Como ya le he dicho antes, el aumento de casos de AFP se explica más que de sobra por la campaña de vigilancia dentro del programa de erradicación de la polio.

      Su explicación se desmorona por reducción al absurdo.

      Según el informe, entre los años 1979 y 1988 las cifras de AFP aumentaron de 200.000 hasta 400.000 en 1988. En el 2012 andan sobre los 35.000.
      Si el número de casos fuese mayor cuanto mejor es la vigilancia, como usted pretende, entonces en 1988 se vigilaba mejor que en el 2012, lo cual es absurdo.

      Mejor pista es la que nos dan muchos pediatras de la India, señalando la vacunación oral como causa directa del aumento espectaculaar de casos de AFP:

      India: Paralysis cases soar after oral polio vaccine introduced

      “…A new report by two Delhi pediatricians suggests that the sharp rise in childhood paralysis in India is due to the increased usage of the oral polio vaccine, a drug that was banned in the U.S. over a decade ago.

      Dr. Neetu Vashisht and Dr. Jacob Puliyel of St. Stephens Hospital created the report after analyzing data from India’s 10-year-old National Polio Surveillance Project, which is available online. Their findings, which were published in the Indian Journal of medical Ethics, revealed that rates of non-polio acute flaccid paralysis (NPAFP) have increased 1200% since the oral polio vaccine was introduced to India a decade ago.”

      En resumidas cuentas y tras toda esta discusión, usted no ha aportado ninguna prueba cientifica de que la vacuna contra la polio aporte beneficio alguno. Lo que es peor, hay muchos indicios que apuntan a la vacuna oral como implicada en el espectacular aumento de AFP.

    • Y repito, aun asumiendo que todos esos casos sean de polio, ¿como explicar el descenso desde los 200000 anuales desde los años 80?

      ¿Por una mayor vigilancia? Ah no, que ya habías dicho que eso aumenta el número de casos🙂

      Usted está siendo deshonesto intelectualmente. Pongo un ejemplo que manifiesta lo ridículo de su posición:

      1. Asumimos que toda persona con gafas oscuras es ciega.
      2. Las “tratamos” con Aguas de Lourdes.
      3. Luego comprobamos cuantos ciegos hay realmente entre dichas personas (lógicamente serán menos).
      4. Concluimos que la disminución de la incidencia de ceguera se debe a las aguas milagrosas de la Santa Madre Iglesia.

      Obviamente, este descenso aparente en la incidencia de ceguere se explica porque en (1) hicimos un burdo sobrediagnóstico.

      El fraude de la polio sigue idéntico proceso:

      1. Asumimos que todas las parálisis flácidas (AFP) son poliovirus.
      2. Vacunamos a la población “contra la polio”.
      3. Comprobamos cuantos casos de AFP van realmente acompañados de poliovirus (lógicamente serán menos).
      4. Concluimos que la disminución de la “polio” se debe a la vacuna.

      Pero el fraude se delata porque el número total de AFP, a pesar de la vacuna, aumenta.

      Lo que realmente se ha hecho es corregir el sobrediagnóstico que en (1) atribuía “por defecto” al poliovirus todo caso de AFP. Con vacuna o sin ella los resultados hubiesen los mismos.

      Ya le argumenté porqué “asumir” que todos los casos de AFP son poliovirus se contradice con los datos disponibles y es una manipulación interesada de la realidad. Le remito a mis respuesta cinco mensajes mas arriba. Si usted sigue insistiendo en repetir consignas sin responder a mis contraargumentos me veré obligado a excluirle de mi blog.

  4. Pues sin asumir nada (y sin aceptar ninguna de sus objeciones), simplemente le pregunto: ¿por qué los casos suben de 200000 a 400000, y luego bajan hasta los 50000 a partir de la Eradication Initiative?

    • Antes que nada comentar que sus datos siguen sin estar avalados por referencias.

      Respecto a la paráslisis fláccida, puesto que se trata de un síntoma con muchas causas conocidas, es falaz atribuir a un solo factor los cambios en la incidencia.

      Habría que contemplar como han evolucionado todas las causas posibles de AFP en ese largo periodo de tiempo, a saber:

      • Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno autoinmunitario.
      • Botulismo: intoxicación alimentaria bacteriana causada por una neurotoxina, la toxina botulínica, que es producida por la bacteria Clostridium botulinum.
      • Enfermedad de Alzheimer.
      • Enfermedad de Creutzfeld-Jacob.
      • Enfermedad de Parkinson.
      • Enterovirus, actúan a nivel del asta anterior de la médula espinal.
      • Esclerosis lateral amiotrófica.
      • Fibromialgia, cuyas causas aún son desconocidas
      • Meningitis.
      • Miastenia: enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica.
      • Mielitis transversa (TM) es un síndrome neurológico causado por inflamación de la médula espinal
      • Miositis: inflamación o hinchazón de los músculos, normalmente causada por una lesión, infección o un trastorno autoinmunitario.
      • Neuritis traumática, inflamación de un nervio o un grupo de nervios, que se caracteriza por el dolor.
      • Porphyria (polineuropatía).
      • Toxinas (prednisona, Apo-Prednisona , Apo-La prednisona ,Aspred-C y -C Deltasona, metales pesados y órganofosforados)
      • … etc. (lista no exhaustiva)

      Ver: The Polio-like Diseases y Parálisis flácida.

      Igual de falaz es atribuir un supuesto descenso a una campaña vacunal durante la cual la incidencia aumentó en un 1.200% como hemos visto.

      ¿Curiosísimo el efecto de su “Eradication Initiative”, verdad?… en fin.

      Los folletos e informes que usted aporta meten polio y las parálisis fláccidas en el mismo saco para crear confusión en vez de ayudar a entender lo que está pasando.

      Peor aún, pretenden que miles de casos de AFP se debían al poliovirus sin haberlo demostrado serológicamente, un burdo fraude cuyo único propósito es inflar cifras como promoción de vacunas tan inútiles como peligrosas.

      Entiendo que es usted incapaz de responder a mis objeciones con razones y argumentos. Incluso dudo que entienda lo que escribo. Por tanto considero que usted no tiene nada que aportar y doy por terminada nuestra discusión.

    • No hay nada que asumir, solo trabajar con los datos disponibles. Sin datos virlógicos no se conoce la incidencia de polio antes de la vacuna. Esto implica que los datos virológicos posteriores tampoco dicen nada sobre la efectividad de la vacuna, pues no hay con qué compararlos.

    • Se equivoca, mi blog es para que me lean a mi.

      En cuanto a usted, ni siquiera se ha dignado a comentar mi enlace a la OMS demostrando que una definición “atrapatodo” de polio se sigue utilizando hoy, igual que antes de 1954, durante la etapa previa a una campaña de vacunación para inflar las cifras, sembrar la alarma y vender la “necesidad” de la vacuna.

      ¿Para qué seguir un diálogo de besugo con usted?

  5. Vaya, siento haber traído a “ano” contra esto si que no hay vacuna.😀
    Es inútil intentar razonar con él, no es que sea tonto (tanto como aparenta), es que intenta hacer méritos para que lo acepten en el cuadro de honor del circulo “escéptico” y tiene que atacar a cualquiera que cuestione el pensamiento único, cosas de los tecno-fascistas.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s