Informe Vigilancia Polio 2011‏: preguntas

Estimada Sra. Masa (Ministerio de Sanidad, Polítia Social e Igual-Dá),

tras haber leido su informe (enlace) me han surgido unas dudas que espero tenga a bien aclarar.

En la página 5 viene una gráfica con la incidencia de polio en España desde 1931 al 2010.

Se me ocurren dos preguntas:

1. ¿Se han tenido en cuenta los cambios restrictivos en la definición de “polio” a la hora de valorar la eficacia de la vacuna?

Hasta los años 60 la OMS definía la polio de la siguente manera:

“Signos y síntomas de poliomelitis no paralítica con la adición de parálisis parcial o completa de uno o mas grupos musculares”

(Signs and symptoms of nonparalytic poliomyelitis with the addition of partial or complete paralysis of one or more muscle groups)

La definición se restringió en los años 60 eliminando la no-paralítica y exigiendo la detección de poliovirus:

“La poliomielitis paralítica puede ser sospechada clínicamente en individuos que experimentan la aparición aguda de la parálisis fláccida en uno o más miembros con la disminución o ausencia de reflejos tendinosos en los miembros afectados, que no puede atribuirse a otra causa aparente, y sin pérdida sensorial o cognitiva.Un diagnóstico de laboratorio se suele realizar sobre la base de la recuperación de poliovirus de una muestra de heces o un hisopo de la faringe”

De modo que solo con el cambio de definición de “polio” ya cabe esperar una reducción drástica de la incidencia. Lo que en los 50 era “polio no paralítica” ahora es meningitis viral, y lo que era “polio paralítica” englobaba en los 50 todas las afecciones que hoy son Parálisis Flácida.

De su informe se deduce que hay 20 o 30 casos anuales de Parálisis Flácida en España. Debido a la mas amplia definición de polio de entonces, estos casos habrían sido clasificados como polio antes de los años 60. Esto significa que la incidencia de la “polio antigua” sigue siendo hoy la misma que en los años 30. ¿Me equivoco?

2. ¿A qué puede deberse la evolución “contra corriente” de la polio frente a las demás enfermedades infecciosas?

La incidencia de polio aumenta desde principio de siglo hasta alcanzar sus cotas mas elevadas en la década de los 50. Esta evolución es contraria a la de todas las demás enfermedades infecciosas que van en continuo descenso desde 1.900.

En vista de que la definición de “polio” durante el pico de los 50 abarcaba todo el espectro de Parálisis Flácida que incluye causas tóxicas, y que esa década se caracterizó por el uso inconsciente y extensivo de insecticidas organoclorados y organofosforados (DDT y otros) sobre alimentos y personas, ¿no estará la incidencia distorsionada por el mal diagnóstico de parálisis tóxicas?

Muchas gracias,

A por las embarazadas! (caso 1)

Leo con asombro e incredulidad la siguiente noticia en los medios de manipulación de masas, esta vez el ABC:

La vacuna de la gripe en embarazadas beneficia a los bebés

El titular induce a creer que vacunar es mejor que no hacerlo, pero ¿justifica la noticia el triunfalismo? Analicémosla.

“… El estudio, un ensayo controlado aleatorio de 340 mujeres sanas embarazadas de Bangladesh, en su tercer trimestre, examinó el efecto de inmunización de la vacuna contra la gripe en los bebés nacidos de madres vacunadas. Este estudio fue parte del proyecto Mother’sGift, que analiza la seguridad y eficacia de las vacunas contra el neumococo y la gripe en mujeres embarazadas de Bangladesh. …”

Tenemos pues a un grupo de “benefactores de madres” experimentando entre la miseria de Bangladesh. Pretenden averiguar el efecto de la vacuna contra la gripe. El método científico exigiría comparar madres vacunadas y sin vacunar, ¿es esto lo que se ha hecho? Veamos:

“…  Las participantes fueron divididas en dos grupos, uno con 170 mujeres, que recibieron la vacuna contra la gripe, y otro que recibió la vacuna contra el neumococo, como control. Los investigadores compararon el peso de los bebés …”

Sorpresa! el grupo de control no eran madres sin vacunar! Han comparado el peso de los bebés de vacunadas contra la gripe con los de vacunadas contra neumococo, comparan vacuna A contra vacuna B.

De esta manera es imposible saber si los bebés-vacuna pesan mas o menos que los de madres no vacunadas, pero nos venden que pesan mas!

Esta es la falsa y manipuladora conclusión de la noticia:

“… la adición de la vacuna contra la gripe a los programas de vacunación de rutina, durante el embarazo, podría ayudar a los niños a tener un mejor comienzo en la vida…”

NADA QUE TENGA QUE VER CON LA REALIDAD, SEÑORES!

El estudio solo asocia la vacuna del neumococo con un peso menor en neonatos que la antigripal. Sin embargo no arroja luz alguna sobre mejoras respecto a madres sin vacunar, porque estas no fueron objeto de estudio.

Los niveles de manipulación de la industria de la enfermedad están alcanzando cotas que rayan con la criminalidad.

Abolir la vacunación ¿tiene sentido?

Las insinuaciones por parte del pediatra Dr. Carlos González en los comentarios a este tema, sugiriendo miles de muertes en caso de abandonarse la vacunación del sarampión, se merecen una nueva entrada.

Dr. Carlos González:

> entre 2001 y 2005 se registraron ocho muertos por
> sarampión; que sólo ha habido cuatro años en la
> historia en los que no se ha registrado en España
> ningún muerto por sarampión: 1996, 1997, 1998 y
> 2002; que hasta 1972 se registraban más de 100
> muertos anuales, y que entre 1923 y 1943 se
> registraban entre 1000 y 5000 muertos al año

Asustar con muertos de épocas remotas es una táctica de terrorimso falaz, porque no se pueden extrapolar al 2012 las condiciones de vida y la mortandad de 1923.

Se ve a donde quiere usted llegar. Insinúa que abandonando las vacunaciones masivas sufriríamos 5.000 muertos al año, como hasta 1943. Sin embargo cuando se introdujo la vacuna en 1979 ya solo había 28 muertos al año (ver http://www.ine.es/inebaseweb/pdfDispacher.do?td=126327&ext=.pdf).

Falacias de su argumento:

1. El sarampión en España se redujo en un 99,4% sin vacunas a un ritmo exponencial del -9% anual

El cambio de 5.000 a 28 supone un descenso del 99,4% sin vacunas. La tasa de descenso anual se calcula así:

log (descenso_anual)= log (28/5000) / (1979-1923) = -0,0402; descenso_anual = 10 ^ -0,0402 = 0,91; es decir, un 9% negativo (1 – 0,91 = 0,09).

¿A qué “milagro” debemos esta dramática y continuada mejora? ¿no lo sabe, Sr. doctor? ¿o prefiere no contestar?

Reconozca usted que cualesquiera que hayan sido los factores ambientales que lograron esta impresionante reducción en la mortandad, son mucho más efectivos que las vacunas.

2. Hubo un pico de mortandad durante la guerra civil en 1937 con 4.386 muertos. (ver datos del INE http://www.ine.es/inebaseweb/pdfDispacher.do?td=104506&ext=.pdf)

¿Como sabía el sarampión que había un guerra? Otra vez vemos que los factores ambientales son los que determinan realmente la mortandad.

3. Si se abandonase la vacunación en el 2012 solo cabría esperar una muerte al año.

Ya vimos que la tendencia de la mortandad previa a la vacunación, desde 1923 a 1979, era de un descenso del 9% anual. Extrapolando esta tendencia desde 1923 hasta el 2012 nos daría 1 fallecimento al año:

descenso_acumulado= 0,91 ^ (2012-1923) = 0,00022;

muertes_2012= muertes_1923 x 0,00022= 5000 x 0,00022= 1,13; es decir, 1 muerto al año..

Ustedes están inculcando terror en los padres y exponiendo la salud de la infancia a graves riesgos yatrogénicos en busca de un beneficio improbable e insignificante. Mantener la vacunación masiva del sarampión en la sociedad moderna no tiene ningún sentido.

¿Criminales o ignorantes? ¿Cómo se debe calificar a quienes defienden esta vacuna?

Calendario vacunal y mortandad infantil

EEUU es el pais que más dosis de vacunas adminsitra a los niños hasta la edad de 1 año, 26 en total. A pesar de estas inmunizaciones, EEUU tiene mayor mortandad infantil que 33 paises con calendarios vacunales menos agresivos. Según los CDC, la posición de EEUU sigue empeorando. Suecia y Japón son los paises con menor mortandad infantil y son también los que administran el menor número de dosis vacunales (12).

Este estudio recién salido del horno encuentra un correlación fuerte (0,70) entre el número de dosis vacunales y la mortandad infantil. Atribuye a la toxicidad de las vacunas parte de esta mayor mortandad observada:

Sept 2011 – Infant mortality rates regressed against number of vaccine doses routinely given: Is there a biochemical or synergistic toxicity?

Traducción: Correlación entre Mortandad Infantil y número de dosis vacunales recibidas: Hay sinergía tóxica o bioquímica?

Fuente: Human & Experimental Toxicology

“… El calendario de vacunas en EEUU requiere 26 dosis en niños menores de un año, la mayor dosis del mundo, sin embargo 33 paises tienen menor mortandad infantil. Se examinaron los calendarios vacunales de estos 34 paises mediante regresión lineal y se encontró un coeficiente de correlación de 0,70 entre la Mortandad Infantil y el número de dosis recibidas rutinariamente por los niños…”

“…The US childhood immunization schedule requires 26 vaccine doses for infants aged less than 1 year, the most in the world, yet 33 nations have better IMRs. Using linear regression, the immunization schedules of these 34 nations were examined and a correlation coefficient of 0.70 (p < 0.0001) was found between IMRs and the number of vaccine doses routinely given to infants….”

Si bien correlación no implica causación, sí es una condición necesaria. Las correlaciones asociadas a una enfermedad se denominan en medicina factores de riesgo. Por ejemplo, ser madre adolescente aumenta el riesgo de un recién nacido con peso insuficiente aunque la edad de la madre no sea la causa.

Los padres tienen en este estudio un factor de riesgo adicional que inclina más la balanza riesgo/beneficio en contra de vacunar.

Cada vez cuesta mas ocultar este fraude yatrogénico y criminal que es la vacunación

Sarampión: salubridad y epidemiología

La consigna de que el sarampión está en vías de ser erradicado gracias a las vacunas se les repite a los padres machaconamente por parte de medios y autoridades incompetentes, pero ¿tiene alguna base científica?

Quienes rechazamos medicar a sanos no podemos hacer la vista gorda ante la continua tendencia descendente en la incidencia de todas las enfermedades infecciosas antes de las vacunas.  Tendencia cuyo motor fueron las continuas mejoras en higiene, salubridad y nutrición de las poblaciones. El peso de estos factores sí es demostrable y a continuación pongo algunos estudios como prueba:

The immune function and measles virus infection in three different socioeconomic child populations in Karachi, Pakistan.

“…These results suggest that the living environmental conditions of these different socioeconomic groups vary greatly and hygienic conditions must influence the chance of encountering infectious pathogens including measles virus…”

En un pais como Pakistán, con contrastes extremos er el nivel de vida, se ve claramente el gran peso de las variables higiene, salubridad y nutrición en el control de las epidemias.

Volvamos ahora a Europa:

Measles epidemiology in Italy.

“…the immune status with regard to measles was determined in over 8300 unvaccinated children aged 0-13 years, residing in eight Italian cities with different socioeconomic situations and geographical locations….The 50% prevalence of natural immunity was reached at an earlier age in southern cities in which poorer socioeconomic and hygienic conditions prevailed… special attention should be given to the poorest areas, especially in southern Italy, where measles occurs earlier and can be particularly severe…”.

Qué curioso! en Europa el sarampión también se da con más frecuencia en las zonas mas pobres y con peores condiciones higiénicas.  Subrayo que se habla de niños no vacunados, por tanto sin diferencias artificiales en la inmunidad que distorsionen las observaciones.

Influence of environmental factors on underfive morbidity.

“…Various illnesses observed included gastroenteritis, upper respiratory tract infection, stomatitis, constipation, fever, pica, anemia, Vitamin A deficiency, measles, chicken pox, whooping cough, and others. …

…Children who lived in pucca and mixed houses in urban slum and rural areas had significantly higher morbidity compared to the urban group …

…The incidence of morbidity was higher in children who lived in inadequately ventilated kachcha houses, had poor source of water supply through open wells and practiced open field defecation compared to those who lived in pucca houses with adequate ventilation, utilized tap water, and were using service latrines….”

(measles, chicken pox, whooping cough = sarampión, varicela y tosferina)

Una vez más, la realidad vista sin anteojeras vacuneras nos enseña que la higiene, la nutrición y la salubridad son los factores que detienen el avance de las enfermedades llamadas “infecciosas”, y no las vacunas.

Vemos como las mismas medidas que acabaron con enfermedades infecciosas de vector de transmisión claramente antihigiénico (cólera y tifus) también son responsables de que desaparezcan enfermedades infantiles supuestamente transmisibles de persona a persona.

The success of hygiene in the last 40 years

“…A significant spread of the disease throughout Europe was prevented by generally high standards of drinking water and sewage treatment. Sporadic cases of typhoid fever were imported from countries with low standards of hygiene…”

Finalmente unos datos paradójicos cosechados en Italia: la incidencia del sarampión en zonas con alta cobertura de vacunas es casi el doble que en zonas con cobertura baja:

Pattern of susceptibility to measles in Italy. Serological Study Group.

Pag 952: “…The average annual incidence of measles in 1990–96for the population aged 0–40 years was higher in regions with high coverage (112 cases per 100 000 inhabitants) than in those with low coverage (77 cases per 100 000), and age-specific rates diverged after 4 years of age, higher incidences occurring in regions with higher coverage…”

¿Cómo racionaliza la pseudociencia vacunera esta flagrante contradicción? el autor del estudio, increiblemente, recomienda resolver el problema vacunando más!

En la gráfica de la Fig. 2 se ve que, tras la introducción de la vacuna han ocurrido epidemias con más indicencia que la que se daba previamente a las campañas de vacunación.

Pag. 952: “..Since the introduction of the vaccine in 1976 there have been some epidemic years; no clear modifications in the epidemiological pattern have
been evident….”

El estudio recoge un cúmulo de contradicciones: mayor incidencia del sarampión donde más se vacuna, epidemias de mayor alcance que antes de la vacunación… esta la penosa contribución de estos vendedores de aguas de Lurdes a la erradicación de una enfermedad que desaparece donde hay higiene, agua potable y nutrición.

Váyanse a vender humo a otro sitio, vacuneros!

Sarampión: los artífices de la falsa alarma

La campaña alarmista sobre el repunte del sarampión fue obra del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP), financiado por uno de los grandes laboratorios productores de vacunas, GlaxoSmithKline, como admiten admitían en su propia página web (ver: AEP – CAV – Patrocinio).

David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), financiado por GlaxoSmithKline, apareció en todos los reportajes televisivos. Al mismo tiempo una noticia que pese a su gravedad no ha tenido repercusión, de manera paradójica, era la sanción impuesta al laboratorio GlaxoSmithKline en Argentina por la muerte de 14 bebés durante los ensayos clínicos de vacunas contra la neumonía. También aparece Javier Arístegui, vocal del mismo Comité Asesor de Vacunas, en todos los reportajes.

Va quedando ya lejos la campaña de marketing del miedo para impulsar la vacunación contra la Gripe A y ahora parece que surge una nueva campaña de similares características que busca crear MIEDO en los padres y madres con fines parecidos. Parte de la ciudadanía está ya muy versada en estas estrategias (que son en cierto modo las que desaniman a la vacunación, así, en general) y se están inmunizando contra el MIEDO sin vacuna alguna.

Fuente: Miguel Jara.

http://www.migueljara.com/2012/02/09/la-entrevista-sobre-vacunas-y-sarampion-que-no-se-publicara/

http://www.migueljara.com/2012/01/12/una-campana-%C2%BFcontra-la-libertad-de-vacunacion/

Comento a continuación mi teoría sobre este brote de sarampión:

“…En 2010 hubo 177 casos de sarampión en España. Pero tan solo un año después los contagios se han multiplicado por diez, llegando a los 2.000 casos en 2011…”

Toda persona informada conoce la relación entre desnutrición e incidencia de enferemedades, especialmente las infantiles.

En el caso concreto del sarampión se sabe que la vitamina A reduce su incidencia en un 50%, según este estudio:

Vitamin A supplements for preventing mortality, illness, and blindness in children aged under 5: systematic review and meta-analysis.

“RESULTADOS: 43 ensayos sobre un total de 215.633 niños fueron incluidos en el metaanálisis. El suplemento de vitamina A redujo la incidencia de sarampión en un 50%. La vitamina A se asocia con grandes reducciones de mortalidad y morbidad en un abanico de situaciones. Las muertes por diarrea se reducen en un 28% y las muertes por todas las causas en un 24%….”

Pues bien, la crisis en España ya ha empobrecido seriamente la dieta infantil, como se reconoce hasta en los medios:

La crisis en España ha provocado malnutrición en un 25% de los niños.

“… según han explicado diversas entidades del tercer sector social, que atribuyen este dato a la crisis económica, que hace que muchas familias no puedan comprar carne, pescado y fruta para alimentar a los más pequeños…”

No creo que ante esta realidad sea de recibo invocar a los padres que no vacunamos como cabezas de turco.

Esta “nueva pobreza” afecta en mayor medida a la nueva inmigración. Incluso el conseller de Sanidad, Luis Rosado, atribuye el brote de sarampión a los inmigrantes aunque no en razón de su mayor pobreza – com sería lógico – sino aludiendo a un déficit de vacunas.

Rosado atribuye el brote de sarampión a la inmigración

“España sigue recibiendo personas procedentes de otros países que probablemente no tienen los controles sanitarios de vacunación que hemos tenido… en este país.”

Sr. Rosado, ¿ha visto ud. a los hijos de un rico enfremar de sarampión, aun no estando vacunados?

Polio: ¿erradicación o prestidigitación?

Hoy explico el “milagro” de como la vacuna contra la polio redujo la incidencia de la enfermedad.

Versión corta:

El truco: No se redujo la polio, simplemente se fue restringiendo la definición de la enfermedad.

Antes de la vacuna – hasta 1954 – se diagnosticaba como “polio” toda Parálisis Flácida, definición que engloba mas de 11 enfermedades diferentes.

En los 60 ya solo se diagnostica “polio” si la Parálisis Flácida va acompañada de una serología positiva al poliovirus.

Hoy en día las enfermedades que abaraca la Parálisis Flácida van en constante aumento.  Según la definición previa a 1954 estaríamos ante una epidemia de “polio”. Y a la inversa, si la definición moderna se aplicase a los casos previos a 1954 no hubiese existido ninguna epidemia de polio en aquella época.

Versión larga:

Een 1954 los casos de polio se contabilizaban con la siguiente definición de la OMS:

“…Signs and symptoms of nonparalytic poliomyelitis with the addition of partial or complete paralysis of one or more muscle groups, detected on two examinations at least 24 hours apart.”[1, p. 88]

Choca que se llamase “polio” incluso a cosas que no eran parálisis. Debido a lo amplio de esta definición las incidencia era del orden de 40 por 100.000

Avanzamos un año… ¿cómo se contabilizaban los casos de polio en 1955? Pues se cambia la definicón para ajustarla a los criterios del ensayo clínico de la vacuna Salk:

“In 1955 the criteria were changed toconform more closely to the definition used in the 1954 field trials: residual paralysis was determined 10 to 20 days after onset of illness and again 50 to 70 days after onset.”[1, p. 88]

A partir de 1955 ya solo son polio los casos de parálisis.

Así, mediante el expeditivo método de cambiar la definición, la incidencia de “polio” ya estaba destinada a desplomarse independientemente de la vacuna, como entonces se reconoció:

“Thus, simply by changes in diagnostic criteria, the number of paralytic cases was predetermined to decrease in 1955-1957, whether or not any vaccine was used.” [1, p. 88]

Cuando la vacuna Salk empieza a aplicarse se observa que gente vacunada seguía enfermando de “polio”. Los médicos empezaron a buscar causas alternativas. Se encontraron: enterovirus y otras muchas causas de parálisis que antes se metían en el amplio saco de “polio” pero que en realidad eran de Parálisis Flácida en general:

Parálisis Flácida

. Síndrome de Guillain-Barré, un trastorno autoinmunitario.

. Poliovirus

. Enterovirus

. Botulismo: intoxicación alimentaria bacteriana

. Toxinas: incluyendo, metales pesados y organofosforados

. Miastenia: enfermedad autoinmune

. Mielitis inflamación de la médula espinal

. Miositis: inflamación por lesión, infección o un trastorno autoinmunitario.

. Neuritis traumática.

Hasta entonces todo este pupurri era “polio”! así de hinchadas estaban las cifras de la enfermedad!

Por ejemplo, Guillain-Barré es tan similar a la polio que se la llama “polio francesa”. La confusión en el diagnóstico no era nada rara. Este estudio demuestra que la “polio” del presidente Franklin D. Roosevelt era con toda probabilidad un caso de Guillen-Barre:

2003 – PUBMED: What was the cause of Franklin Delano Roosevelt’s paralytic illness?

Paul Meyer reconoció el problema de los falsos diagnósticos durante los juicios de Francis:

“…we can’t look over every case where there’s some kind of paralysis. So physicians reported the cases they thought were polio according to the protocol, and we accepted those cases. Now about half those cases were probably not polio at all…” [2]

Comparemos la definición de caso de polio antigua (pre 1954) con la definición actual:

“..Paralytic poliomyelitis may be clinically suspected in individuals experiencing acute onset of flaccid paralysis that cannot be attributed to another apparent cause. A laboratory diagnosis is usually made based on recovery of pliovirus from a stool sample or a swab…” [2]

vemos que se trata de una definción muy restrictiva (no es posible sin serología) y negativa, pues solo se contempla la serología cuando todas las demás causas conocidas de Parálisis Flácida han sido descartadas.

Nos queda así la “polio” moderna reducida a una Parálisis Flácida de causa desconocida, que si por casualidad va acompañada de un poliovirus se le atribuye la causación.

Es difícil concebir un diagnóstico más arbitrario, ya que la inmensa mayoría de los portadores de poliovirus no desarrollan ningún síntoma. Esta inocuidad unida a la bajísima prevalencia pone en duda el valor del poliovirus como agente patológico y en todo caso apunta a la existencia de cofactores, incluso causas alternativas,  que nadie parece haber considerado.

Por último veamos el cuento chino que nos cuenta la historia vacunera de la polio:

“…in seven years the Salk vaccine reduced the incidence of polio in the United States by more than 96 percent, from 38,476 reported cases in 1954 to 1,312 in 1961.” [3]

Estas estadísticas vimos que son falsas. La “polio” de 1954 incluye todas las Parálisis Flácidas en general. Si bien algunos casos eran polio, muchos otros no. Con el cambio en el diagnóstico en 1955 que redujo más las cifras y la implantación de serologías que pusieron de manifiesto otras causas ajenas a poliovirus, las cifras de “polio” no paraban de bajar y bajar.

Nunca se corrijeron las estadísticas antiguas porque no se conocían las verdaderas proporciones en la definicón “atrapatodo” anterior a 1955.

Por eso cuando la gente dice: “la vacuna de la polio nos salvó de epidemias masivas de parálisis” solo están están manifestando un alto grado de adoctrinamiento y desinformación.

Referencias:

[1] The Present Status of Polio Vaccines (a panel discussion), Illinois Medical Journal, August, 1960

[2] A Conversation with Paul Meier, Harry M. Marks. Clinical Trials 2004, 1, 131.

http://www.hopkinsmedicine.org/histmed/people/faculty/papers/meier.pdf

[3] The Making of the Polio Vaccine, Douglas Hand, Invention and Technology Magazine, Summer 1985, Volume I, Issue 1.

http://www.americanheritage.com/articles/magazine/it/1985/1/1985_1_54.shtml

Eficacia de las vacunas: dando gato por liebre

Mas info aquí

La industria saca sus vacunas al mercado asegurando haber demostrado su “eficacia”. Cuando una persona de la calle oye esta palabra automáticamente piensa: “han demostrado que la vacuna previene la enfermedad”.

¿Pero qué significa realmente la palabra “eficacia” cuando la dice industria? ¿Significa lo mismo que entendemos en el lenguaje normal? En absoluto. Una vacuna se da oficialmente por “eficaz” si induce una alta concentración (título) de anticuerpos específicos en el paciente. Estos anticuerpos se asume – teóricamente – que son sinónimo de protección. Las vacunas salen así al mercado sin haber jamás demostrado su capacidad preventiva en ensayos clíncos.

¿Es cierto ese dogma: “anticuerpos = protección” con el que la industria justifica sus vacunas evitando estudiar la eficacia real? Veamos lo que dicen los expertos:

Estudio: What are the limits of adjuvanticity?

Fuente: IRIS Research Center, Chiron SpA, Via Fiorentina 1, 53100, Siena, Italy.

“…It is known that, in many instances, antigen-specific antibody titers do not correlate with protection. In addition, very little is known on parameters of cell-mediated immunity which could be considered as surrogates of protection….”

Traducción: Se sabe que los títulos de anticuerpos especificos usados como medida de eficacia no siempre significan protección. Tampoco se sabe qué parametro inmunológico podría servir de “atajo” (sustuituir a un ensayo clínco) para determinar la capacidad de protección.

El estudio sigue reconociando ignorancia absoluta sobre la eficacia de las vacunas:

“… immunological correlates of protection are largely unknown for many infectious diseases… the immunological mechanisms of vaccine-induced protection remain unknown… whenever correlates of protection have been proposed, they only refer to serum antibody titers… there is complete lack of any parameter of cellular-mediated immunity known to correlate with protection… it is crucial to extend studies in the attempt to define correlates of protection for the most important vaccine targets… “

Traducción:

– Parámetro inmunologico indicador de protección: DESCONOCIDO,
– Mecanismo de protección de las vacunas: DESCONOCIDO,
– FALTA ABSOLUTA de parámetros celulares indicadores de protección,
– HAY QUE INTENTAR definir indicadores de protección para las vacunas mas importantes.

Traducción al cristiano: NO TIENEN NI IDEA DE LO QUE ESTÁN HACIENDO CUANDO VACUNAN. NO SABEN SI PREVIENEN ALGO ESOS ANTICUERPOS!!!! Pero el negocio sigue y los necios APLAUDEN CON LAS OREJAS.

Conclusión: la industria está dando gato por liebre cuando afirma “esta vacuna es eficaz” porque los anticuerpos que nos venden como sinónimo de protección, no se sabe si la dan o no. Es teórica y nunca se ha comprobado.

Te venden sus productos con efectos secundarios sin saber si previenen realmente o no. Esto es una estafa masiva que no voy a permitir en mis hijos.

Alta incidencia de problemas cardiorrespiratorios en bebés vacunados.

2006 – Estudio detecta problemas cardiorrespiratorioss asociados a las vacunas en el 16% de los bebés vacunados. El 85% de los niños que recibieron vacunas múltiples y el 70% de los que recibieron vacuna única mostraron niveles anormalmente altos de PCR.

La Proteína C reactiva (PCR ó CRP por sus siglas en inglés) se usa como marcador de inflamación. Aparte de un fallo hepático, se conocen pocos factores que intervengan con la producción de PCR. Las vacunas son uno de ellos como demuestra el estudio.

Primary Immunization of Premature Infants with Gestational Age <35 Weeks: Cardiorespiratory Complications and C-Reactive Protein Responses Associated with Administration of Single and Multiple Separate Vaccines Simultaneously

“…Abnormal elevation of CRP level occurred in 85% of infants administered multiple vaccines and up to 70% of those given a single vaccine..

..The remaining 16% (39/239) were considered to have immunization-associated cardiorespiratory events; 24 infants were asymptomatic before immunization but had episodes of apnea, bradycardia, or O2 desaturation after immunization, and 15 infants who already had episodes of apnea, bradycardia, or O2 desaturation before immunization had increase in the number of episodes after immunization